viernes, febrero 16, 2007

Freak Characters: El Golem

Ya era hora de dedicarle una entrada a este curioso personaje del freakworld.

El Golem tiene 30 años, y vive en mi casa (en la casa de nuestros padres, se entiende). Trabaja, tiene su coche y en breves tendrá su casa (para alivio de todos). Es una persona relativamente inteligente, con su carrera universitaria y con cierta cultura. Sin embargo, el Golem tiene la edad mental de un niño de 5 años y, como constructo que es, carece de la mas minima empatía.

El otro rasgo resaltable es que, gracias a su actitud borde, maleducada y carota, ha conseguido vivir en mi casa como un huesped de honor al que todos tenemos que andar sirviendo. El se lo cree, y aqui la gente se deja mangonear. Podría poner ejemplos, como el hecho de que en mi ultimo cumpleaños acabase tomandome una insipida tarta de nata porque a eél no le gustan las de chocolate (claro que nadie se plantea si a mi me gustan las de nata), o que desde hace mas de 10 años solo ceno huevos fritos cuando ceno yo solo, porque a el dice que no le llenan tanto como la tortilla (claro que nadie se plantea si a mi me llena mas los huevos firtos o la torilla). En fin, son detallitos que se van sumando uno a otro. Pero lo de ayer alcanza ya el nivel de Freakwolidad epica.

Para comenzar, pongamonos en antecedentes. Los días de diario comemos en mi casa habitualmente mis padrés, yo y el Golem. La comida casi siempre la deja preparada mi madre la noche anterior, de forma que tan solo hallaque echarla en la pota y ponerla al fuego, o algo por el estilo. Bien, pues durante años el Golem ha comido antes que los demás (el solo) para asi poder tener tiempo para echarse su siestecita antes de volver para el trabajo. Como comía antes, era el quien ponía la comida al fuego (y el resto sufriamos el tener que comer comida recalentada o poco hecha porque el tenía demasiada prisa por irse a dormir), cosa que no se hartaba de echarnos en cara a cada oportunidad.

Por si fuera poco, tenía (y aun tiene) la desfachatez de, en las ocasiones que por cualquier motivo yo estaba en casa antes que él por la mañana, exigirme con malos modos que le tubiera su comidita preparada, quejandose de que el "nos hace" la comida todos los días y que yo no la puedo hacer uno y bla bla y "amenazando" con hacerse la comida solo para él. A lo cual yo siempre he lo mismo: que no me importaría hacerle la comida algun día si me lo pidiese (como, creo recordar, ya hice alguna vez), pero que no tengo en absoluto la obligación de hacerlo, y que si quiere se haga su comida, que yo prepará la "nuestra" cuando vayamos a comer (ya ves tu que cosas, uno que tiene la manía de gustarle mas la comida caliente...).

Lo mas gracioso es que aún estando de vacaciones o a media jornada, seguía comiendo el solo cuando le salia de los mismisimos, y dejandonos al resto la comida fría y mal hecha. Todo sea por nuestro huesped de honor.

Desde hace poco tiempo aún tiene cierta disculpa, porque entra temprano a trabajar por las tardes y mi madre sale tarde, así que no podríamos comer todos juntos. Pero lo de ayer roza el absurdo.

Resulta que ayer vinieron mis tios que acababan de llegar de su reciente viaje a Roma, y hablando hablando se hizo tarde. Total, que despues de cenar, a eso de 11:30 mi madre aún tenía que descolgar la ropa o no se qué, y no le quedaba ni tiempo ni ganas de ponerse a preparar la comida de hoy. Así que le comenta a su excelentisima majestad que mañana se toca comer pollo asado, que lo coja cuando venga de trabajar en la pollería de dos manzanas mas allá.

¡Que escandalo! ¡Que... que sacrilegio mas hondo y vulgar!

- ¡Yo mañana vengo a las 2:30 de trabajar! (Nota: Tiene que volver a salir de casa a las 3:30, tiempo de sobra para comer sin prisas si renuncia a la sagrada siesta. Eso por no hablar de la posibilidad de, si realmetne no le diese tiempo, comer por ahí fuera como hago yo cuando tengo practicas por las tardes.

Despues de tamaña aseveración, el Golem le dice a mi padre si puede ir el apor el pollo y tal (quizas "le ordena" fuera mas adecuado). Y mi padre le responde que el a esas horas no está (Mi padre es jubilado y dedica su tiempo a... a no hacer gran cosa, pero por las mañanas suele hacercarse algun hipermercado a comprar fruta y luego va a buscar a mi madre y mi sobrina para comer).

¡Oh, que terrible tragedia! ¡¡Que tración mas profunda!!

El Golem se hace el ofendido ¡El, que "nos hace" todos los días la comida, y ahora nadie le va a tener el plato preparado cuando llegue a casa! Y así se lo recrimina a mi padre ("¡¡Yo hago todos los días tu comidta eh!!"). Por una vez, algo de sentido se cuela en este particular mundo, y mi padre le responde que no le da la gana, que no le sale de los cojones irle a buscar la comida a su hora, y que ya es mayorcito como para que él le ande dando ordenes y diciendole lo que tiene que hacer en su tiempo libre.

El excelentisimo Sr. Golem se queda sin palabras ante tal insolencia, y se va airado de la cocina gritando "¡¡Egoistas!!" como si estubiese a punto de echarse a llorar (a mi casi se me saltan las lagrimas al pensar lo retorcidamente humoristico de la escena). Mi padre, logicamente enfurruñado (ya le dedicaré una entrada otro día al Sr. Liche), lo manda a paseo. Y en ese momento, tras su anterior "¡¡Egoistas!!", el Golem suelta un "O mejor dicho ¡¡Gilipollas!!".

Este es el momento es que yo, si fuera mis padres, lo hubiese puesto de patitas en la calle. Este es el momento en que, si yo fuera el y hubiese dicho lo mismo, me hubiesen puesto de patitas en la calle, o como minimo se habría armado la de dios es cristo y mas aún.


El caso es que despues se me ocurrió ir a hablar con mi madre y, como era visto, al final me pidio a mi que le fuese a buscar el pollo al señorito esta mañana. Y como me lo pedía mi madre, pues le he dicho que si, a pesar de estar en contra de todo esto. Y esta mañana a la vuelta del cyber, bajaba yo a eso de las 2:15 hacia la pollería, àra que el Sr. Golem tubiera su comida preparada para cuando llegase, cuando me encuentro con mi padre en el portal, que viene para casa con el dichoso pollo.

Si, el mismo al que ayer su hijo practicamente le ordenaba que fuese a comprarle la comida, antes de llamarle gilipollas por no hacerlo. Ese mismo, al ver que a las 2 no había nadie en casa, había ido corriendo a comprar el pollo, no fuera a ser que el señor conde no encontrase su comida preparada. Me vuelvo para arriba, y cuando llegó a casa, mi padre pregunta por un billete de 10 que mi madre había dejado en la entrada para coger el pollo. Yo no lo tengo, ni lo he visto (iba a poner yo el dinero para el pollo, confiando en recupararlo despues de mi madre). El dice que tampoco lo ha tocado, y se le ocurre la feliz idea de que igual el Golem ha venido y lo ha cogido para ir el a coger el pollo de las narices. No tiene ni pies ni cabeza, porque yo llevo cosa de 15 minutos en casa y no ha venido nadie, y porque en cualquier caso se hubiera cruzado con él de camino, pero como padre se pone cabezón me manda hasta las dichosa pollería por si el Golem ha ido a comprar otro pollo de los coj*$%*

Como era ovbio, el Golem no había hecho nada parecido, pero de casualidad me lo cruzo a la altura de la pollería (si, le queda de camino según vuelve del curro...), así que le digo que no hace falta que compre un pollo (como si el fuesea rebajarse ha hacer algo así ¡ja!) y lo acompaño a casa (no se nos vaya a perder XD). En un momento del camino, acelera el paso y se pone delante. Yo me muevo hacia un lado para ponerme a su altura, y el se mueve también cerrandome el paso (¿?). Entonces suena un "pffff", el sonrie con cara de imbecil, y yo comprendo que ha hecho todo eso para poder tirarse un pedo justo delante mía (¿Os había comentado ya que tiene la edad metnal de un niño de 5 años? Mentira. A mi sobrina de 3 no se le ocurre hacer algo asi).

Bueno, acabando ya, y como colofon, despues de llegar a casa, mi padre le pregunta que va a tomar con el pollo ¿Arroz o patatas? Me imagino que porque si hacía arroz podían hacerlo ya para ellos dos, o a lo mejor era para saber si las patatas que había dejado mi madre peladas eran suficientes. Y entonces nuestro sagradisimo huesped vitalicio respònde, con sus dos cojones del tamaño de pelotas de baloncesto, que va hacerse "lo que sea solo para mi". Vamos, que no piensa hacer nada que pueda servir de algo a los demás.

Ahora, decidme ¿Es o no es para meterle el pollo por el culo de un patada?

Y yo... ¿Que hago? ¿Empezar a ser un borde carota insoportable para que se me tenga en cuenta o aceptar que tengo un hermano medio gilipollas que necesita mas atenciones?

PD: Como tengo que escribir la palabara "pollo" una sola vez mas me da algo.

3 comentarios:

yolita dijo...

Jijijijiji ains como me he partido con este post, vaya un elemento tu hermano, los hermanos mayores son todo un mundo, aunque yo no puedo quejarme del mio u_u
¿Quieres un consejo? métele el pollo por el...mismisimo con mucho cariño u_u.
Pc gracias a tu post he aborrecido el pollo XDD ahora lo asocio con los pedos...

Edel dijo...

Yo lo que no entiendo y nunca entenderé es que tenga novia y que aparentemente sea normalita... aparentemente.

Es freakworld

yolita dijo...

Hay hombres que cuando estan con la novia mutan completa o parcialmente u_u.