martes, enero 23, 2007

Amigos

Precisamente ayer en el periodico, en esa columna de la ultima página que suele alegrarme un poco las mañanas con sus letras, hablaba de la amistad. Y como la verdad es que me llegó, pues os la dejo por aqui:


LA AMISTAD

Reivindico la amistad como el mas fértil territorio de la patria de los afectos. Se escribe poco sobre los amigos quizás porque ellos no necesitan del halago, ni siquiera del reconocimiento público. Demandan, en estos tiempos cautivos por las prisas, más largas sobremesas, conversaciones pausadas y hasta luegos subrayados con un abrazo en la despedida.

Cuando ya la memoria recuerda a los amigos que se han ido, echamos de menos de manera irremediable aquella tarde en que dejamos suspendida del viento una conversación pendiente a la que no quisimos poner punto final. Añoramos el paseo al borde del mar para ver cómo la noche descorría su telón en el que estaba pintado todo el firmamento, y la nostalgía viró en tristeza como vira a sepia una fotografía en blanco y negro. No se si seré capaz de escribir un convincente elogio de la amistad, pero me gustaría hacerlo hilvanando palabras certeras como una caricia adolscente que distinguieran la puñalada caliente de una traición de la elegía sublime de un afecto generoso y compartido.

Nada piden los amigos verdaderos, sólo dan, son esplendidos con la mas desprendida de las posesiones que son aquellas que residen en la caja del pecho donde se ubica el corazón.

Yo soy quien soy gracias a mis amigos. Ellos me han ayudado a construir este edificio personal que fui apuntalando en mi oficio de hombre. Estuvieron a mi lado cuando el dolor o la angustia me visitó, creyeron todos y cada una de mis silencios, soportaron deslealtades mezquinas tan gratuitas como incomprensibles, deletreamos juntos el alfabetode las risas y buscamos cobijo en mapas solidarios. Mi único patrimonio son mis amigos y he aprendido a no dilapidarlo. Y sólo lo mantendré si soy capaz de mimarlo y decir sin pudor cuánto los quiero sabiendo cuánto me quieren.

Ramón Pernas

2 comentarios:

yolita dijo...

Sólo añadiría una única cosa más a este texto que dice verdades como puños, sin amistad la vida carece de sentido.

Edel dijo...

Jajaja para que te des cuenta que los amigos no hacen como tu, no piden nada, ni musica ni el el trono de baal, ni ir hacerles compañía en la U.. nahh...XD
Además luego no devuelven lo que piden, y uno retardaoh se quedo sin el Cd del outpost 2

En cuanto a la metafora de la ConstrucciónVSamistad... ¿Que ocurre
cuando tus amigos escasean en los pilares, ponen andamios defectuosos (son los unicos que pueden darte) y tu casa queda en precario equilibrio? por no decir que tiene que reconstruirse cada cierto tiempo ya que se cae abajo.