martes, mayo 24, 2011

Y cuando todo parezca derrumbarse...

Cuando el otro día Guille empezó a tocarla, logró arrancarme una sonrisa (aunque había interpretado la letra de otra manera). Y terminé repitiendo "Everything 's gonna be alright", como si fuese una tabla a la que agarrarse.



Supongo que a veces basta una guitarra y un amigo con el cantar para sentirse bien. Así que deberiamos comprar mas guitarras, porque en 3 días ya he visto demasiada gente que me importa sentirse mal.

1 comentario:

Yo, alma condenada dijo...

Más guitarras, más amigos, y más tiempo para sentarse a cantar y tocar.

:P empecemos a ahorrar...