lunes, enero 19, 2009

Agua

El agua tiene un sabor extraño.

La palabra "metalico" acude a mi mente, queriendo encajar como sea en el texto. Pero no es cierto.

No sabe a metal, sabe a agua, pero agua extraña.

Aunque sea igual de cristalina, igual de transparente, igual de inodora e incolora.

Quizas este extraño sabor (metálico, metálico, metálico...) no forme parte realmente del agua. Podría ser la botella, con su azul transparente y su plástico arrugado. O podría ser mi lengua, recordando otros sabores. Pero no lo son.

El agua tiene un sabor extraño. Quizas sea por que sabe que solo quedan unas cuantas gotas, y que en dos besos más la habré agotado.

4 comentarios:

Zita dijo...

Pequeño sabes que te aprecio, y eso que me lo pones complicado cuando se te va así la pinza xDD

Yo, alma condenada dijo...

^^ me recuerda a mi escrito sobre una lluvia de sangre...

Curioso, cuanto menos. ¿Por qué sabía a metal el agua?

Pacuxo dijo...

Te has puesto un piercing en la lengua,DIME KE TE HS PUESTO UN PIERCING EN LA LENGUA

Según esta teoria Gerar escucha a metálico?

Fenix dijo...

Si, el otro sabado, despues de que el taxi me dejase cerca de casa, decidi ir a hacerme un piercing en la lengua. Me lo hice yo mismo en casa con un martillo y clavo.

Be heavy my friend! :P