miércoles, mayo 28, 2008

Otra vez...

Todos esperabamos que no pasase mas, pero todos sabiamos que volveria a pasar.

Resulta que una panda de niñatos en ¿Valencia?, bueno, en alguna ciudad, se está dedicando a ir en motocilceta y tirarle un candado a la gente. Por lo de ahora hay 3 "ataques" registrados, uno de ellos contra un autobus escolar y otro contra una señor a la que le han partido la mandibula y jodido un ojo.

El propio alcalde lanzaba sus hipotesis frente a las camaras de televisión "Esto es cosa de unos cahavales que se han propuesto ver quien hace la mayor burrada para luego colgarla en internet".

No se si irá bien encaminado. A pesar de que todo apunte a ello, y de que en los ultimos años este tipo de ataques aleatorios, absurdos y sin motivación se han convertido en algo "tipico", la policía no parece demasiado segura.

En una muestra de increible pericia y capacidad investigativa, están dilucidando si se trata (frases textuales de nuestros amigos de A3)"De una broma macabra o de un violento juego de rol"

Así que ya sabeis, chicos, si veis a un par de roleros disfrazados de kinis montados en unos ciclomotores tuneados y con un candado en la mano, corred. Que ya se sabe, que está gente acaba cogiendole mono a eso de tirar cosas: dados... candados ¿Que mas dá?

3 comentarios:

Edel dijo...

Jajjajaja, pero por que ves esas cosas?

Telediario de A3 = Basura/publicidad/RealMadrid

Rhiannon dijo...

Nada, nada... ¿Estalla una guerra en Liberia? Si es que la culpa la tienen los jugadores de rol...

Por dios, si fuesen jugadores de rol estarian en casa de alguno o en algun bao o asociación jugando, no haciendo el gilipollas por la calle...

Lilith dijo...

¡Hola! Muchas gracias por opinión. Vale la pena conocer los versos de Borges, así que te los cito (de memoria, espero que no haya imprecisiones):

El reflejo/
de tu cara ya es otro en el espejo/
y el día es un dudoso laberinto./
Somos los que se van. La poderosa/
nube que se deshace en el poniente/
es nuestra imagen. Incesantemente/
la rosa se convierte en otra rosa./
Eres nube, eres mar, eres olvido,/
eres también aquello que has perdido./